Sorpresas para un coleccionista británico


Un ex soldado británico de 55 años, que colecciona tanques de guerra destruidos y los reacondiciona, se encontró con la sorpresa de su vida al empezar a restaurar un tanque chino usado por el ejército iraquí en la Primera Guerra del Golfo.

El coleccionista, que pago 30.000 libras esterlinas por el tanque, encontró barras de oro dentro del sistema de tiro del cañón y dentro del
motor. Es probable que sea oro robado a bancos kuwaities y la cifra llega a cerca de 2.000.000 de libras esterlinas.

El coleccionista ya tiene un museo con 150 tanques reparados y ahora empieza una batalla legal para quedarse con el tesoro.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario