Hamás advierte que el corte de electricidad en Gaza conducirá a una "explosión"


El portavoz del grupo terrorista advierte sobre “desastrosos” resultados si Israel aplicara la solicitud de Abbas de reducir la energía a la Franja; oficiales advierten sobre catástrofe humanitaria

El grupo terrorista de Hamas advirtió el lunes que la decisión de Israel de reducir la ya débil energía de Gaza tendría resultados “desastrosos y peligrosos” que podrían llevar a un estallido de violencia.

El gabinete israelí decidió el domingo que reduciría la cantidad de energía que suministra a la Franja de Gaza a instancias del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, que busca aumentar la presión sobre Hamas, el amargo rival de su partido Fatah.

La decisión prevé reducir unos 45 minutos la cantidad de tiempo diario durante el cual Gaza recibe electricidad, informaron medios israelíes.

“La decisión de la ocupación de reducir la electricidad a Gaza a petición del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas es catastrófica y peligrosa. Esto acelerará el deterioro y explotará la situación en la Franja”, dijo el portavoz de Hamas, Abdel Latif al-Qanua.

“Quienes soportarán las consecuencias de esta decisión son el enemigo israelí, que está sitiando la Franja de Gaza, y el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas”, agregó.

Los habitantes de Gaza reciben actualmente sólo entre tres y cuatro horas de electricidad al día, desde la propia central eléctrica del territorio y otras en Israel y Egipto.

Los cortes de energía, así como una serie de otras medidas adoptadas por la Autoridad Palestina desde el mes pasado, tienen por objeto obligar a Hamas a ceder el control de la Franja, o empezar a pagar la factura.

Durante la reunión del gabinete, altos funcionarios militares, entre ellos el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, Gadi Eisenkot, advirtieron que el corte de electricidad podría provocar una escalada de la violencia mientras se acogía con satisfacción a la presión sobre Hamas, según un reporte que cita a un miembro del gabinete de seguridad.

Tanto Israel como la Autoridad Palestina acusan a Hamas de tener el dinero para abastecer las necesidades de energía de Gaza si no gastaran gran parte de sus recursos en armamento y preparación para futuros conflictos con el estado judío.

El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, miembro del gabinete, dijo a la Radio del Ejército el lunes por la mañana que la reducción se debía a la disputa entre Hamas y Abbas.

Hamas tomó el control de Gaza en 2007 después de un conflicto violento con el partido Fatah.

“No hay certeza de que esto causará una confrontación militar. Es posible que los palestinos comiencen a entender la catástrofe que Hamas significa para ellos”, dijo Erdan.

Israel y Hamas han combatido tres guerras desde 2008.

El suministro de electricidad es una preocupación importante en el territorio caliente y abarrotado, que actualmente está observando el sagrado mes musulmán del Ramadán.

La única central eléctrica del enclave dejó de funcionar en abril, después que Hamas se quedara sin combustible y se negara a comprar más de la Autoridad Palestina por lo que dijo que eran impuestos altos.

Egipto también proporcionó una pequeña cantidad de energía a Gaza, pero esas líneas eléctricas han estado fallando.

Según el mayor general Yoav Mordechai, que dirige COGAT, la unidad del Ministerio de Defensa que administra las costumbres civiles en los territorios palestinos, Israel suministra a Gaza 125 megavatios mensuales, alrededor del 30 por ciento de lo que se necesita para abastecer a Gaza durante las 24 horas del día.

Después de que se implemente la nueva decisión, Israel suministrará a Gaza sólo 75 megavatios al mes.

El portavoz del ministerio de salud de Gaza, Dr. Ashraf al Qidra, advirtió el lunes sobre “consecuencias peligrosas para los enfermos y la salud pública en general” en la Franja si la reducción se lleva a cabo.

Los habitantes de Gaza también dependen de las plantas de desalinización de agua para suministrarles agua potable. Sin electricidad, el funcionamiento de estas plantas se verá aún más comprometido.

Justo antes de que el gabinete israelí aceptara permitir la reducción de energía a Gaza, la ONG israelí Gisha – Centro Legal para la Libertad de Movimiento, advirtió fuertemente contra la medida.

“En este momento, las alas de todo el hospital se cierran durante los apagones y se ven obligados a reducir los tratamientos esenciales que salvan vidas, cuando no hay suficiente energía para suministrarlos”, dijo el grupo. “Las estaciones de desalinización de agua no pueden funcionar; 100 millones de litros de aguas residuales en su mayoría no tratadas se bombean diariamente en el mar Mediterráneo; el agua para uso doméstico sólo está disponible intermitentemente; Las aguas residuales no pueden ser bombeadas lejos de áreas residenciales; y los generadores, que se supone deben proporcionar una alternativa, están sobre explotados, al borde del colapso”.

La AP ha estado pagando NIS 40 millones ($ 11.1 millones) al mes por los 125 megavatios. Mordechai dijo que recibió un “aviso oficial” de Ramallah diciendo que está “interesado en transferir” sólo NIS 20-25 millones ($ 5.6-7 millones) al mes para la electricidad a Gaza.

En mayo, Hussein al-Sheikh, jefe del Departamento de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina, acusó a Hamas de beneficiarse de la recaudación de pagos de electricidad de los residentes de Gaza.

“No vamos a seguir financiando el golpe de Hamas en Gaza”, dijo a la estación de radio Voice of Palestine.

En una entrevista el 25 de mayo con la BBC, Mordechai se hizo eco de esas acusaciones.

“Desafortunadamente, Hamas toma NIS 100 millones ($ 28 millones) al mes de los residentes de la Franja de Gaza: de los bienes, de los impuestos de todos los palestinos en la Franja de Gaza, y esto no llega a la Autoridad Palestina”, dijo.

“La razón de esto es que Hamas prefiere que el dinero vaya a los túneles, a la excavación ya la organización”, añadió.

AFP y Times of Israel contribuyeron a este informe.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario