Israel produce un nuevo superalimento: Algas orgánicas cultivadas fuera del mar


Son frescas, nutritivas, orgánicas y oficialmente fueron etiquetadas como un superalimento. Las algas están dejando su marca en el mundo y una compañía israelí está ayudando para que este tesoro natural ascienda a la cima de la pirámide alimentaria.

Seakura, una compañía de algas israelí establecida en 2006, es considerada un líder mundial en el desarrollo, la cosecha y fabricación de algas frondosas.

A diferencia de las algas que crecen en el agua salada y posteriormente son secadas, Seakura es una de las pocas empresas en el mundo que desarrolla algas fuera del océano y las vende frescas y listas para comer.

Aunque la mayoría de las algas marinas del mundo se cosechan en el océano, las algas de Seakura crecen orgánicamente en piscinas utilizando el agua purificada del mar Mediterráneo.

En la granja de Seakura, al norte de Tel Aviv, la compañía produce algas con mayores valores nutricionales que las algas cultivadas en el océano.

La firma, que también opera un instituto de investigación en el lugar, se compone de un equipo pequeño pero altamente calificado de 15 profesionales de campo, incluido un biólogo de aguamarina y dos biólogos marinos.

Gracias a la tecnología de la acuicultura de Seakura, una porción de este súper alimento posee el doble de la cantidad de proteínas, hierro y fibra que se encuentra en las algas secas cosechadasen el agua del océano.

Por cada 100 gramos, las algas de Seakura contienen 28 gramos de proteínas, 53,8 mg de hierro, 2,73 mg de vitamina B12, 21,9 mg de vitamina C y 238 mg de magnesio.

Durante casi un milenio, las personas consumían algas costeras, pero en los últimos años, los derrames de petróleo, aguas residuales, desechos industriales y radiactivos las han contaminado.

Seakura evita esas preocupaciones desarrollando el crecimiento de su producto en agua purificada, con un control total sobre elementos como la temperatura del agua y los niveles de acidez.

“Las algas tienen la capacidad de absorber agua, por lo que si el agua está sucia, las algas estarán sucias también”, explicó la compañía. “Pero el agua purificada no tiene ningún tipo de suciedad o metales pesados”.

Fuente: Agencia Judía de Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario