Nueva embestida de la ONU contra Israel


La agencia de la ONU que causó un alboroto hace tres meses cuando dio a conocer un informe acusando a Israel de ser un “régimen de apartheid” y de dominar racialmente a los palestinos ha sido autora de un nuevo documento atacando al Estado Judío y acusándolo de “torturar palestinos y llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales”.

El nuevo informe, de fecha 23 de mayo se presentó a la Asamblea General de la ONU y el Consejo Económico y Social de la ONU para sus respectivas sesiones próximas. El documento parece haber sido puesto a disposición en línea a partir del miércoles.

El informe, elaborado por la Comisión de la ONU Económica y Social para Asia Occidental (CESPAO) basada en Beirut, afirma que “las fuerzas de seguridad israelíes utilizan una fuerza desproporcionada contra los palestinos y maltratan a los detenidos palestinos, entre ellos menores de edad”, y que “Israel no persigue la justicia por irregularidades contra los palestinos”.

El embajador de Israel ante la ONU calificó el informe como un libelo de sangre, y dijo que buscaría tomar medidas para retirarlo, como ocurrió con el anterior informe del Consejo sobre Israel en marzo.

El informe se centró en el período comprendido entre el 1 abril 2016 a 31 marzo 2017, y dice que “las fuerzas de seguridad israelíes asesinaron a 63 palestinos, entre ellos 19 menores de edad, e hirieron a un 2.276 palestinos, incluyendo 562 niños”. Señala que “al menos 37 de los palestinos asesinados estaban llevando a cabo o se sospecha, ataques contra israelíes”.

También expresa su preocupación por “el uso de la fuerza y ​​homicidios ilegítimos por las fuerzas de seguridad israelíes, incluyendo algunos casos que pueden haber sido ejecuciones extrajudiciales”.

Citando al Comité contra la Tortura, el informe acusa además a Israel de “torturas o malos tratos a los niños palestinos”, de “privación de las garantías jurídicas básicas para la detención administrativa, el aislamiento y la incomunicación de los detenidos, incluidos los menores, castigos y malos tratos a los presos en huelga de hambre”.

También alegó que “ninguna investigación criminal fue abierta en más de 1.000 denuncias de tortura o malos tratos presentadas desde 2001”.

La agencia también dijo que “los asentamientos israelíes en Cisjordania no tienen validez legal y constituye una violación flagrante al derecho internacional y un obstáculo importante para el logro de una solución duradera y una paz completa”.

CESPAO, que enumera el “Estado de Palestina como miembro de pleno derecho”, dice que trabajan para fortalecer la cooperación y promover el desarrollo.

El jueves, el embajador de Israel ante la ONU Danny Danon dijo que trabajará para que el reciente informe sea eliminado así, calificándolo de “otro libelo de sangre contra el Estado de Israel”.

“Tal como conseguimos que el absurdo informe anterior fuese eliminado, vamos a luchar sin descanso contra esta evidente distorsión de la verdad”, dijo en un comunicado. “No aceptaremos ningún intento de difamar a los valientes soldados de las FDI”.

La vicecanciller de Israel Tzipi Hotovely dijo el jueves que “siempre que la industria de los informes falsos continúe en la ONU, y los elementos con intereses políticos preparen estos documentos con el pretexto de informes profesionales, la ONU no puede ser un jugador honesto”.

“Las FDI protege a los niños mientras que Hamas utiliza a los niños como escudos humanos”, dijo en un comunicado de prensa. “Estamos frente a un enemigo cruel que viola sistemáticamente los derechos humanos. En lugar de escribir informes sobre las violaciones de Hamas, la CESPAO se enfoca en el único país que funciona de acuerdo con los valores morales y protege los derechos humanos en toda la región”.

Fuente: EstadodeIsrael
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario