Una empresa israelí logra obtener agua a partir del aire


La empresa israelí de diseño de soluciones para el tratamiento de agua potable, WaterGen, logró desarrollar lo que ha denominado ‘Unidades de Generación Atmosférica de Agua’, a partir de un intercambiador de calor “GENius” para enfriar el aire y condensar el vapor de agua.

La falta de acceso al agua potable en numerosas zonas de países en vías de desarrollo, especialmente en las regiones más cálidas, es uno de los mayores retos a los que hacer frente para mejorar las condiciones de vida de millones de personas en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que unos 780 millones de personas no tienen acceso a agua limpia, y mueren cada año entre tres y cuatro millones, por culpa de enfermedades transmitidas por aguas no aptas para el consumo.

Para cambiar esta situación, una empresa israelí ha desarrollado un sistema que puede jugar un papel esencial que alivie la sed en el planeta al producir agua potable a partir del aire. Puede sonar a ciencia ficción, pero una empresa israelí llamada WaterGen lo hace y su propuesta puede suponer un salto cualitativo para muchas comunidades en países en vías de desarrollo.

El reciente protagonismo de WaterGen, que según fuentes expertas en el panorama emprendedor de Israel no experimentará las clásicas tensiones financieras propias de las compañías que muestran un rápido crecimiento, se debe a la entrada en la compañía (con el control del 70 por ciento de accionariado) del multimillonario ruso-israelí Michael Mirilashvili.

El pasado año la compañía presentó su solución ante las Naciones Unidas. “Podemos hacer frente a lo que la empresa necesite para crecer”, comenta Maxim Pasik, director ejecutivo de la firma, cuando se le pregunta por las posibilidades financieras de la firma. “El potencial es ilimitado. Obtener agua del aire es la nueva fuente de este bien preciado para el mundo”, insiste.

Lo que hace WaterGen es desarrollar lo que ha denominado ‘Unidades de Generación Atmosférica de Agua’, a partir de un intercambiador de calor “GENius” para enfriar el aire y condensar el vapor de agua. El aire limpio entra en el sistema de intercambio de calor GENius donde se deshumidifica, un proceso que permite separar el agua del aire para recoger el líquido elemento en un tanque dentro de la unidad. Desde este punto, el agua pasa por un sistema extenso de filtración que la limpia de posibles contaminaciones químicas o micro biológicas. Finalmente, el agua limpia y perfectamente potable se almacena en un tanque interno que preserva toda su calidad.

Aunque existen otros sistemas, capaces de producir agua a partir del aire, esta es la primera solución que cumple con criterios de eficiencia energética pues su generador atmosférico de agua permite producir cuatro litros del vital líquido utilizando un kilovatio de energía.
Obtener agua del aire podría ser una solución para acabar con la sed en el mundo.

Fuente: AJN
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario