Diputado árabe Osama Saadi: “¡El mundo árabe se levantará!”

Un miembro árabe de la Knesset advirtió el viernes por la noche que “todo el mundo árabe se levantará como uno contra Israel” si el gobierno no retira los detectores de metal instalados en las entradas del complejo del Monte del Templo después de un ataque terrorista el 14 de julio.


Osama Saadi, de la Lista Árabe Conjunta, dijo en una entrevista en el Canal 2 que el primer ministro Benjamin Netanyahu estaba “jugando con fuego” manteniendo las medidas de seguridad mejoradas que fueron introducidas después del ataque islámico de la semana pasada, en el que tres musulmanes que habían ocultado armas de fuego en la mezquita Al-Aqsa, salieron y asesinaron a dos policías israelíes.

Saadi habló en medio de informes de que al menos tres árabes murieron durante los violentos disturbios contra las fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalém en Judea y Samaria el viernes por la tarde.

Le preguntaron por qué razón las manifestaciones en otras partes del mundo árabe el viernes habían sido relativamente pequeñas y respondió que crecerían, y que Israel corría el riesgo de una tercera intifada, si no cambiaba la medida.

Los líderes árabes israelíes se reunirán más tarde el viernes y se espera que pidan una acción de protesta masiva contra las medidas de seguridad israelíes. Israel insiste en que las nuevas medidas fueron necesarias tras el ataque terrorista y no violan el llamado status quo en el Monte. Aquellos que entran en la plaza del Muro Occidental de abajo también pasan a través de detectores de metales.

El viernes, miembros de la Lista Conjunta de Saadi se reunieron con líderes del Waqf islámico, el cuerpo jordano que administra el Monte del Templo, antes de marchar con los manifestantes a través de Jerusalém hacia la Ciudad Vieja.

En la Salah Al-Din Street, calle fuera de la Ciudad Vieja, los diputados árabes se reunieron en un puesto de control temporal de la policía permitiendo que sólo mujeres y hombres mayores de 50 ingresen hacia el Monte del Templo. La policía dijo que “un alboroto fue causado por la llegada de las figuras públicas, que exacerbarpn a los que esperan allí”.


Los manifestantes intentaron romper la barrera y varios arrojaron botellas y piedras a los oficiales, dijo la policía, añadiendo que respondieron con métodos de eliminación de disturbios no letales.

Funcionarios de seguridad israelíes fueron citados diciendo que cualquier derramamiento de sangre alrededor del Monte del Templo del viernes sería responsabilidad de los diputados árabes y otros líderes religiosos que participaron en las protestas del día. Los funcionarios no identificados, citados por Walla News, acusaron a los diputados árabes de agitar a la multitud e incrementar las tensiones.

El Monte del Templo es el sitio más sagrado en el Judaísmo y el tercer lugar más sagrado en el Islam, según un mito apócrifo, es decir, que no se basa en el Corán.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario