Embajador árabe se disculpa por no votar en contra de la resolución de la UNESCO

El embajador de un país que no tiene lazos diplomáticos con Israel le dice a su homólogo israelí Carmel Shama-Hacohen que no pudo votar en contra de la resolución de declarar la Cueva de los Patriarcas como Patrimonio de la Humanidad palestino ya que la votación no era realmente secreta


Un embajador árabe de un país que no tiene lazos diplomáticos con Israel  se ha disculpado con su homólogo israelí, Carmel Shama-Hacohen, por no poder votar en contra de la resolución de la UNESCO que declara la Ciudad Vieja de Hebrón -y con ella la Cueva de los Patriarcas- como un Patrimonio de la Humanidad palestino.

El embajador condicionó su apoyo a Israel en votación secreta en la UNESCO. Pero cuando la votación se celebró abiertamente en vez de en forma secreta el embajador no tuvo más remedio que no cumplir su promesa.

La resolución pasó el viernes con 12 estados miembros votando a favor, tres votando en contra y seis absteniéndose.

“Lo siento por hoy, estaba demasiado caliente, es difícil decir que era un voto secreto …”, dijo el embajador a Shama-Hacohen en un mensaje, añadiendo después: “No hay elección …”

“Yo conozco a mi amigo, para mí es como si lo hicieras”, respondió Shama-Hacohen.

La resolución, que reconoce la Cueva de los Patriarcas como Patrimonio Mundial Palestino en peligro, no reconoce los lazos judíos o cristianos al lugar, donde las figuras bíblicas clave Abraham, Isaac y Jacob y sus esposas Sara, Rebecca y Leah-los patriarcas Y las matriarcas del pueblo de Israel-están enterrados.

Esta resolución sirve para consolidar las opiniones internacionales que ven la Cueva de los Patriarcas como un sitio musulmán y palestino. En un sentido más amplio, este reconocimiento también afecta la cuestión de la soberanía y los derechos históricos sobre otros sitios que los palestinos reclaman.

Dicho reconocimiento también limita la construcción, la preservación y el desarrollo del sitio y del área que lo rodea. Para cualquier punto de control de seguridad establecido o obras realizadas por Israel en el sitio, ahora será acusado de la destrucción de un sitio del Patrimonio Mundial.

La resolución recibió muchas condenas de Israel y de Estados Unidos.

En respuesta a la resolución, el primer ministro Benjamin Netanyahu decidió recortar otro millón de dólares de las cuotas de los miembros que Israel paga a las Naciones Unidas y utilizar ese dinero en lugar de construir un museo de herencia judía en Kiryat Arba y Hebrón, la ciudad.

Esta es la cuarta vez que el Estado de Israel ha reducido su financiamiento a la ONU en protesta por las decisiones anti-israelíes.

Las autoridades israelíes estimaron que habría más respuesta, con posibles opciones, incluyendo a Israel dejando la UNESCO o anunciando la construcción en Hebrón y Kiryat Arba.

Fuente: Ynet / Traducido por Dori Lustron

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario