Hamás celebra el ataque terrorista con tres israelíes muertos

El grupo terrorista islámico Hamás celebró el ataque perpetrado por un palestino en un asentamiento israelí al noroeste de la ciudad de Ramala, en Judea y Samaria (Cisjordania), en el que asesinó a tres miembros de una familia e hirió a otro.


“Hamás bendice y saluda la heroica operación que ha sido una respuesta a las violaciones sionistas y a todos sus crímenes contra nuestra gente en Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa”, aseguró el portavoz de Hamás en Gaza, Fawzi Barhum.

“La operación reitera que el objetivo de nuestra gente es Jerusalén y la mezquita de Al Aqsa y que su única opción es la resistencia para defender y liberar nuestras tierras”, añadió.

Barhum aludía a las medidas de seguridad impuestas por Israel en el Monte del Templo tras otro ataque  terrorista -en el que fueron asesinados dos policías israelíes-, hace una semana, y que generaron protestas que acabaron con tres palestinos muertos y 450 heridos.

El portavoz de Hamaás en Gaza dijo también que su organización islamista responsabiliza a Israel de todas las consecuencias.

Anoche, tres israelíes fueron asesinados en el asentamiento de Halamish, también conocido como Neve Tzuf.

“Aparentemente el terrorista saltó la valla del asentamiento y entró en la vivienda de la familia apuñalando a cuatro de sus miembros”, informó una portavoz militar.

El terrorista, identificado por medios palestinos como Omar al Abed, de 20 años, y vecino de un pueblo colindante al asentamiento, recibió varios disparos y fue trasladado al centro médico Rabin, en la ciudad de Petaj Tikva.

La portavoz del Ejército señaló también que el terrorista es un simpatizante de Hamás.

Horas antes de encaminarse hacia el asentamiento, Al Abed escribió en su página de Facebook (en árabe): “Tengo 20 años y muchos sueños, pero no hay vida después de lo que he visto en Al Aqsa”.

Según informó el servicio de emergencias Maguen David Adom (Estrella de David Roja), las víctimas mortales son un padre de 70 años, su hijo e hija, de alrededor de treinta, que en el momento del ataque finalizaban la cena de Shabat (cena del viernes) con otros siete miembros de su familia.

La madre, de 68 años y también apuñalada, está siendo tratada de heridas moderadas en un hospital de Jerusalén.

El ataque terrorista tuvo lugar en un momento de gran tensión por las protestas palestinas contra las medidas de seguridad, en particular la colocación de detectores de metales, impuestas por Israel en el acceso al Monte del Templo tras el ataque de hace una semana, en el que fueron asesinados dos policías israelíes.

Fuente: EFE y Aurora
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario