La AMIA armó una instalación con una Trafic para recordar el atentado

Es una obra del artista Tomás Espina para recordar a los 85 muertos en el 23° aniversario del ataque terrorista.


Verla en persona impacta. Es una camioneta Renault Trafic de color blanco similar a aquella que en la mañana del 18 de julio de 1994 impactó contra el viejo edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina, en el peor atentado terrorista que sufrió la Argentina y en el que murieron 85 personas, y cientos quedaron heridas.

Pero esta Trafic es otra, y el público podrá verla a partir de la semana próxima en el mismo interior de la AMIA, junto a un alfabeto "pegado" a una de las paredes de la institución, que fue armado con la chapa del vehículo, desarmado, intervenido, transformado.


Para este vigésimo tercero aniversario del atentado, aún sin responsables sentenciados por la masacre, la institución recurrió a esta impactante "obra de arte", que busca mantener en la memoria que no hubo aún justicia para los muertos y sus familiares. Y busca también transmitir con todas esas letras, signos de puntuación, interrogación y exclamación expuestos, que hay que "poder decir, querer saber" 23 años después, dijo a Clarín Elio Kapszuk, curador de la obra, cuya idea es del artista Tomás Espina, y la realización de Ernesto Sotera.

"La obra pone en cierto grado de manifiesto no sólo el silencio que hay alrededor del tema AMIA sino también el silencio que rodea la muerte en un sentido más amplio", manifestó a Clarín Espina, un artista que trabaja con hollín, carbonilla y pólvora, con la que ha realizado explosiones para sus obras.

Espina y Kapszuk contaron que esta "instalación, acción o intervención", surgió en diciembre pasado cuando la UFI-AMIA informó que un examen de las esquirlas confirmó que se había usado una camioneta Trafic en el atentado a la mutual. En el debatir de ideas terminaron comprando una vieja Trafic en mercado libre, ya casi desmantelada, sin el motor en su lugar, con un asiento. Apelando a las técnicas del stencil -que es un arte callejero relacionado a la protesta social- se cortaron las chapas de la camioneta en forma de letras. Luego partieron en dos la camioneta y la metieron en el edificio. Verla ahí adentro armada impresiona.

"No aceptamos discutir más sobre los hechos. Sabemos qué pasó el 18 de julio de 1994, sabemos quién fue: por eso los 23 años de impunidad son un agravio a toda la sociedad argentina y son el antecedente de otros graves crímenes impunes.", dijo a su vez el presidente de la AMIA, Agustín Zbar, quien a su vez en los próximos días mantendrá su primera entrevista con Mauricio Macri, desde ayer en viaje a Alemania para la cumbre del G20.

Este aniversario encuentra a las instituciones judías aún divididas, pero también con algunas novedades. Por ejemplo, que el kirchnerista Sergio Burstein se fue del grupo 18 J, que tenía el apoyo oficial del gobierno K. Los integrantes de la pequeña agrupación se reunirán ese día en la Plaza de Mayo, y las otras organizaciones, como APEMIA aún no informaron dónde se reunirán. Igual, el acto central tendrá lugar como siempre frente al mítico edificio de Pasteur al 600, donde entre los oradores estarán Zbar, el familiar Luis Czyzewski y el periodista Diego Leuco.

Fuente: Clarín
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario