Las fábricas de misiles de Hezbollah: “En una profundidad de 50 metros bajo tierra”

Una revista francesa revela nuevos detalles sobre los misiles que Irán está construyendo en las plantas de Hezbollah en el Líbano. Las Empresas, que el Jefe del Estado Mayor de Israel las calificó como una “prioridad” (para su destrucción), están situadas en el norte del valle de la Bekaa y en el área entre Tiro y Sidón y se construyen bajo tierra para “que la aviación israelí no las puedan atacar”.


La revista “Intelligence Online” informó nuevos detalles sobre los misiles que Irán está construyendo en las plantas de Hezbollah en el Líbano. Según el informe, que fue citado hoy (domingo) en un sitio web de la oposición siria y en la agencia de noticias iraní “Fars”, existen dos fábricas en dos regiones diferentes, construidas a una profundidad de 50 metros bajo tierra y muy bien fortificadas para evitar ser atacadas por los aviones de la Fuerza Aérea de Israel.

La revista francesa sugiere que una planta está siendo construida en el Al-Hermel, en la parte oriental del valle de la Bekaa, en el noreste del país. Según el informe, esta fábrica fabricado los misiles Fatah-110 (en la foto de la nota) que pueden alcanzar una distancia unos 300 km y llevar una ojiva de un peso aproximado de 400 kg.

La segunda planta es construida en la zona entre las ciudades de Tiro y Sidón, con énfasis en el barrio de Al-Zharni. Una fuente de la Guardia Revolucionaria de Irán, que financió de facto la construcción de las plantas, dijo en marzo pasado que la construcción de fábricas de armas en el Líbano ya ha comenzado.

La revista francesa ha informado que fuentes involucradas en las fábricas afirman que las mismas son subterráneas y se crearon con capas defensivas. También se informa que no es una fábrica de misiles en sí sino que se producen en partes en diferentes plantas para ser reunidas más tarde.

El Investigador de inteligencia Ronen Salomon de “Intel Times”, dijo a Ynet que es muy posible que los lugares mencionados por la revista francesa son relativamente precisos, ya que la zona de Hermel en la Bekaa está ubicada en la carretera logística por donde se suministran armas a Hezbollah, y el argumento sobre la ubicación en el Sur no es sin fundamento ya que zona está cerca de la playa, lo que podría transformar el lugar en una zona de experimentos como lo hace Hamás en Gaza.

De acuerdo con Salomon, en el pasado se ha mencionado a Tiro en relación con una industria de UAV de Hezbollah (no tripulados), y hay indicios que Irán ha entrenado a ingenieros entre las filas de Hezbollah como parte de diversas organizaciones y en empresas que le sirven de fachada. Salomon también evalúa que las empresas están interesadas en fabricar no sólo misiles sino también otros tipos de armas.

Entre las autoridades de defensa de Israel se han referido recientemente sobre los informes de las fábricas de misiles en el Líbano. Hace una semana, el ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman afirma que están conscientes y despiertos en el tema. “Este es un fenómeno importante y no lo ignoramos, aunque desde el año 2006 hemos abierto una gran brecha contra Hezbollah. No hay necesidad de entrar en histeria y en euforia por el tema”, dijo Lieberman.

El Jefe de Estado Mayor del Ejército de Israel Gadi Eizenkot dijo hace pocos días en el Comité de Asuntos Exteriores y de Defensa de la Knesset que: “Es nuestra prioridad, pero ahora el otro lado posee una capacidad muy limitada. Estamos trabajando con las herramientas en secreto para que no se deteriore la situación. El Tzahal posee una capacidad en inteligencia operativa que nunca hemos tenido desde la formación del ejército israelí”.

Fuente: Hatzad Hasheni
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario