Museo de Nueva York recrea el juicio a Eichmann

La cabina de cristal a prueba de balas donde el criminal de guerra nazi Eichmann se sentaba frente al juez hace medio siglo es ahora parte de una nueva exhibición multimedia



Por Verena Dobnik

Medio siglo después de que el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann fuera condenado y ahorcado en Israel por haber ingeniado la muerte de millones de judíos, la cabina de cristal a prueba de balas donde se sentó frente al juez ha llegado a Nueva York para una recreación multimedia de la sala del tribunal.

Es parte de una exhibición en el Museo de Patrimonio Judío de Manhattan que se inaugura el domingo, creada por un ex agente del servicio de inteligencia del Mossad de Israel que capturó a Eichmann una década después de que huyera a Argentina.

Alrededor de la cabina real de Eichmann se encuentran pantallas con imágenes de vídeo originales – siete minutos eliminados de 350 horas de la sala de audiencias – que hace que los visitantes se sientan como espectadores en el proceso de 1961. Oyen las voces de los sobrevivientes que testificaron contra el teniente coronel de las SS, así como al fiscal y al abogado de la defensa.

El alemán de 55 años, calvo, que alguna vez planificó las rutas de los trenes que llevaban a los judíos a Auschwitz, Bergen-Belsen, Dachau y otros campamentos, se sienta con cara de cartón piedra en un video que se ve en una pantalla justo detrás de la cabina original. A la derecha hay otra pantalla que proyecta los traumáticos testimonios, empapados de lágrimas, con un hombre colapsando al suelo de agotamiento después de hablar.


“Aquí conmigo hay 6 millones de fiscales”, entona el fiscal general Gideon Hausner en hebreo, con una traducción subtitulada al inglés. “Su sangre clama al cielo, pero sus voces no se oyen”.

El juicio se celebró en un teatro de Jerusalem convertido en sala de audiencias – un escenario adecuado para el último acto de lo que se desarrolla como una sensacional historia de intriga y misterio, protagonizada por el organizador de la “solución final” de Hitler.

Los detalles atrajeron a Avner Avraham, quien dejó el Mossad hace dos años para recolectar materiales para la exhibición, que lleva el título de “Operación Finale” del nombre en clave de la misión secreta de Eichmann liderada por la todavía inexperta fuerza de inteligencia de Israel en los años cincuenta. Sus agentes se expandieron por toda Europa y Argentina, reuniendo las piezas de un rompecabezas que terminó con el ahorcamiento de Eichmann.

Avraham dijo que la prueba de que tenían al hombre que buscaban estaba en su oreja izquierda.

Eichmann fue secuestrado por el Mossad en 1960 cuando bajaba de un autobús mientras se dirigía a su casa de trabajo en una planta de Mercedes-Benz en Buenos Aires. Ellos confirmaron que era él comparando su oreja con una foto de Eichmann en un archivo del ejército alemán antes de la Segunda Guerra Mundial.


En 1957, dijo Avraham, el primer ministro israelí, David Ben-Gurion, ordenó al Mossad: “Quiero que traigas a un gran nazi importado para un gran y enorme juicio, un Nazi en vivo”.

Eichmann fue drogado para el viaje al aeropuerto “porque podía empezar a gritar, diciendo: ‘Oye, me llevan a Israel. ¡Soy ciudadano argentino! “, dijo el ex agente del Mossad. “Quiero decir, hoy, no se puede llegar al avión con una pequeña botella de perfume, así que quieres traer un nazi?”

Una vez en Israel, Avraham dijo que las autoridades tenían a Eichmann bajo vigilancia médica constante y se aseguraron de que estaba bien alimentado para poder mantenerse saludable para el juicio.

Los personajes que pueblan la exposición de 4,000 pies cuadrados incluyen figuras de cartón de los 11 agentes clave del Mossad, entre ellos una mujer, que se acercó a Eichmann después de haberlo rastreado durante meses. Fue llevado a Israel a bordo de un avión de El Al, camuflado como asistente de cabina en el uniforme de la aerolínea.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario