Un triunfo de la barbarie

Por Natalio Steiner

 El gobierno de Netaniahu, a pedido de Jordania, ha cedido a las demandas palestinas y los escaneres de seguridad serán retirados de la zona del Monte del Templo. En su lugar habrá sofisticadas cámaras con capacidad para detectar armas y /o explosivos. Más allá de la eficiencia de estos nuevos métodos, claramente se trata de una concesión politica de Netaniahu para aquietar la fiebre palestina... hasta la próxima fiebre. Es de esperar que no ocurran nuevos asesinatos de policias o civiles en el lugar religioso dado que el gobierno lo pagaría duramente. Todo indica que se llega a este arreglo destrabando paralelamente el acoso que sufriera la embajada israelí em Jordania luego que un guardia de seguridad, herido, matara a un terrorista que lo agredió. Hay malestar en la población israelí por este acuerdo y por el estilo de políticas de avances y retrocesos del gobierno de Netaniahu en la lucha contra el terror. Es algo que se debiera tener muy en cuenta

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario