¡VIVA ESPAÑA! Victoria de los seguidores de Israel contra el BDS


Otra victoria contra el BDS en España: Un Tribunal Superior de Justicia confirmó la sentencia que consideraba al movimiento de boicot a Israel como discriminatorio e ilegal.

El Tribunal Superior español de Justicia de Madrid confirmó la semana pasada la decisión de un tribunal inferior de Madrid, que anuló en enero una resolución del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid que pretendía boicotear a Israel, diciendo que era “discriminatoria”.

En mayo de 2016, del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, un barrio de unos 80.000 habitantes y un semillero de apoyo comunista en Madrid, aprobó una decisión de boicotear totalmente las instituciones israelíes, empresas y organizaciones”.

El Ayuntamiento también estuvo de acuerdo en participar y promover la cooperación con el movimiento BDS para asegurar la “correcta aplicación” de la decisión.

ACOM, una organización no lucrativa española que trabaja para combatir el BDS, y que ha tenido bastante éxito en varios casos judiciales en contra del movimiento, emprendieron acciones legales contra el discriminatorio voto.

En julio de 2016, un tribunal de Madrid emitió una orden judicial con una medida cautelar ordenando al Ayuntamiento que se abstengan de llevar a cabo el boicot.

En enero, el tribunal anuló totalmente la decisión del boicot del Consejo.

Esta última sentencia reafirma el “carácter discriminatorio, sesgado y decididamente hostil contra Israel, y sus ciudadanos” del BDS, declaró ACOM.

El ayuntamiento de Rivas recibió la orden de pagar las tasas judiciales.

Este es el segundo fallo de un tribunal superior en España contra el movimiento BDS, después de que varios tribunales inferiores hayan emitido varias resoluciones en contra de estos.

Durante los últimos dos años, los activistas pro-Israelíes han obtenido decenas de resoluciones contra el movimiento BDS en España.

El movimiento BDS promueve boicots económicos, académicos y culturales en contra de Israel, aparentemente como una lucha no violenta contra la llamada “ocupación israelí”. Los críticos dicen que sus actividades son una forma moderna de antisemitismo y que su verdadero objetivo es destruir el Estado de Israel .

Por: Max Gelber, Unidos con Israel
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario