Irán y China respaldaron a la dictadura de Nicolás Maduro y arremetieron contra los Estados Unidos

El régimen persa afirmó que está dispuesto a “ayudar” al chavismo “ante las presiones internacionales”. Más moderado, el gobierno de Xi Jinping pidió “respetar el principio de no injerencia”


El Gobierno iraní ha condenado las advertencias de recurrir a la opción militar contra Venezuela del presidente estadounidense, Donald Trump, que Teherán calificó de "declaraciones intervencionistas y provocativas".

"Como ha demostrado la historia política moderna, ya ha pasado el tiempo de recurrir a la amenaza militar y a la presión contra los países independientes para obligarlos a aceptar demandas ilógicas e ilegítimas", subrayó el Ministerio de Exteriores en un comunicado publicado en las últimas horas.

El régimen persa expresó su oposición a "cualquier injerencia extranjera en los asuntos internos de Venezuela y subrayó la necesidad de respetar la "soberanía e independencia" de los otros países.

Trump advirtió el pasado viernes que EEUU tiene "muchas opciones para Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesario".

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, también condenó el pasado 5 de agosto las sanciones de Washington contra Maduro y afirmó que Irán está preparado para ayudar al país suramericano "contra las presiones".

Con más moderación en su comunicado, China también pidió a los EEUU que respete el principio de no injerencia con Venezuela.

"Todos los países deben conducir sus relaciones bilaterales sobre la base de la igualdad, el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos del otro", destacó en rueda de prensa la portavozl Hua Chunying.

China "siempre sigue el principio de no interferir en los asuntos de otro país", añadió la fuente oficial.

El Gobierno chino ha evitado opinar en las últimas semanas sobre la situación en el país latinoamericano, aunque sobre la polémica votación para la Asamblea Nacional Constituyente señaló que se había desarrollado "de forma estable".

También expresó entonces el deseo de que Gobierno y oposición en Venezuela iniciaran un diálogo pacífico para mantener la estabilidad en el país.

China es, desde la pasada década, uno de los más importantes socios comerciales de Venezuela, país que llegó a ser el principal destino de las inversiones chinas en Latinoamérica, dado el especial interés del régimen comunista en el crudo venezolano.

Fuente: Infobae
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario