Sobreviviente de la Shoá que abrazó a ex guardia nazi condena su pena de cárcel a los 96 años

Después de que la corte confirma que el “Guardián de Auschwitz” está lo suficientemente sano para ir a prisión, la sobreviviente Eva Kor dice que debería dar conferencias en las escuelas


Una superviviente del Holocausto que sorprendió al mundo al abrazar al guardia de los SS nazi conocido como el “Guardián de Auschwitz” condenó una decisión judicial alemana el miércoles que dictaminó que el hombre de 96 años está en condiciones de cumplir su sentencia de cuatro años como cómplice de asesinato de unas 300.000 personas en el campamento.

Groening trabajó como contador en Auschwitz, clasificando y contando el dinero tomado de los muertos o utilizados como mano de obra esclava, y enviándolo de vuelta a sus superiores nazis en Berlín, según la AFP.

La sobreviviente de Auschwitz, Eva Kor, de 83 años, fundadora del Museo del Holocausto, con sede en Indiana, generó titulares en abril de 2015 por besar en la mejilla al ex sargento SS. Oskar Groening mientras ella interactuaba con él en su juicio. Si bien testificó contra él y verificó sus crímenes, fue criticada por hacer una apelación pública para que su sentencia se conmute a servicio comunitario.

Kor, nacida en Rumania, sufrió crueles experimentos de niña en Auschwitz por el médico nazi “Angel de la Muerte” Josef Mengele junto a su hermana gemela idéntica Miriam. Sus padres y dos hermanas, así como la mayoría de otros parientes, fueron asesinados allí.

Kor recordó sus impresiones sobre el campo de exterminio: “La primera vez que fui a usar la letrina situada al final del barracón de los niños, fui recibida por los cadáveres dispersos de varios niños tumbados en el suelo. Creo que esa imagen se quedará conmigo para siempre. Fue allí donde hice una promesa silenciosa, un voto para asegurarme de que Miriam y yo no termináramos en ese piso sucio”.

Sin embargo, Kor reiteró su posición contra el encarcelamiento de Groening en un correo electrónico a The Times de Israel el miércoles, afirmando que si bien se alegra de que Groening sea considerado físicamente apto, cuestionaba las motivaciones de la corte para mantener la sentencia.

“Mi pregunta a la corte alemana es: “¿Los hace sentir poderosos y correctos poner a un nazi de 96 años en la cárcel?” Estaría de acuerdo con ustedes si eso sucediera cuando tenía 36, 46, 56, incluso 76. Vivió la mayor parte de su vida como hombre libre”, escribió Kor en The Times of Israel.

Después de la audiencia del miércoles, la portavoz de la corte, Kathrin Soefker, dijo a la AFP que “el fiscal rechazó la solicitud de la defensa de suspender la sentencia“. No se ha anunciado fecha para el encarcelamiento de Groening. Un médico de la corte determinó que puede cumplir su condena, a condición de que reciba la atención y cuidados médicos adecuados durante su detención, dijo Soefker.

“Sí, es culpable, pero en lugar de prisión, preferiría verlo dando conferencias en las escuelas a través de Skype y registrar tales conferencias para convencer a los neonazis de que [el Holocausto] ocurrió y fue terrible”, escribió Kor.

Perdonar no es olvidar

En una entrevista en profundidad con The Times de Israel en noviembre de 2016, Kor explicó su enfoque personal de “perdonar” a los nazis con el fin de neutralizar su continuo poder e influencia sobre su vida.


En 1995, Kor leyó una proclamación que generó mucha polémica declarando su perdón general de los nazis mientras se conmemoraba el 50 aniversario de la liberación de Auschwitz con el médico nazi Dr. Hans Munch quien dio testimonio filmado de crímenes contra la humanidad.

“Supe enseguida que él encontraría [la declaración del perdón] un don importante y significativo. Pero lo que descubrí me cambió la vida. Descubrí que tenía el poder de perdonar. Que nadie podría darme ese poder, y nadie me lo podría quitar“, dijo Kor.

En el juicio de Groening en 2015, Kor se aproxima dos veces al ex nazi. En su primer encuentro, se desmayó. La segunda vez, Kor deseaba tomarse una foto con el antigua guardia de Auschwitz.

Cuando The Times of Israel le preguntó sobre sus motivaciones, Kor dijo: “Encontré que era una experiencia interesante hacer que un Nazi valide mis experiencias en el campo. Este es el único nazi que ha testificado … Así que en realidad, de una manera muy extraña, para los neonazis y los revisionistas, Oskar Groening estaba validando mi historia. Eso es muy interesante, de verdad. Así que quería una foto con él”.

El encuentro terminó con un abrazo no planeado.

“Nunca sabes cómo reaccionarías cuando te encuentras con un adversario. Hay algo que sucede entre dos seres humanos que es difícil de entender para la ciencia“, dijo Kor a The Times of Israel.

Durante su juicio de 2015, Groening declaró que era “inimaginable” para él que los judíos hubieran salido vivos del campamento en la Polonia ocupada por los nazis. Groening describió detalladamente cómo recibían carros de ganado llenos de judíos en el campo de exterminio de Auschwitz, la gente era despojada de sus pertenencias y luego la mayoría eran llevados directamente a las cámaras de gas, según un informe de AP del juicio.

Según Kor, precisamente este tipo de testimonio es mucho más valioso para la humanidad que un hombre de 96 años cumpliendo condena en prisión. “Nunca verá la cárcel y si es así morirá allí muy rápido. Así que los alemanes siguen siendo idiotas cabeza dura de alguna manera, porque mi idea tenía mucho más mérito “, dijo Kor.

Las palabras de Groening impresionarían más a los neonazis que a los de los supervivientes. Debemos aprovechar esta oportunidad”, dijo Kor el miércoles.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario