Judío, sionista y argentino. Por Ilan Buzny


En vísperas de lo que será una visita histórica del primer ministro Israelí Binyamim Netanyahu una parte de la sociedad no deja de lado sus protestas que rozan los límites de una protesta ideológica y pasan a ser una manifestación anti semita.

En estos momentos donde se discuten tantas cosas en un país con una enorme crisis social es inquietante que ya aparezcan en Buenos Aires afiches en contra de la llegada del primer ministro Israelí. La protesta ideológica uno puede no compartirla pero sí entenderla. Aquellos grupos llamados “progresistas” no dejan de lado su ridiculez y a cada momento asesinan su ideología convirtiéndose en retrógrados. Lo que uno no puede tolerar ni comprender es el por qué ante la visita del Dictador y asesino de Bashar Al Assad(con el gobierno anterior de turno) nadie se escandalizó. Uno no puede tolerar que los mismos grupos que  ya protestan por la futura venida al país del primer ministro de Israel, ni hayan movido un dedo en forma de protesta por la crisis que sufre  Venezuela  asediada y asesinada por su propio gobierno.

Por todo esto en calidad de Argentino que soy repudio y me avergüenza ésta doble moral de los grupos que protestan en contra de Israel, por haber asesinado la ideología “progresista”. A todos ellos les voy a responder como judío, sionista y argentino.

Soy judío, sionista y argentino y fui a un colegio donde aprendí la cultura milenaria Judía, aprendí de Ben Gurion, Hertzl, Moshe y Abraham y donde también hice los actos por el 25 de Mayo de 1810, juré a la bandera Argentina, aprendí quienes fueron Belgrano, San Martín, Sarmiento, Peron y Alfonsín entre otros.

Soy judío, sionista y argentino y en las elecciones ejerzo mi deber cívico como ciudadano y también opino sobre los dirigentes comunitarios.

Soy judío, sionista y argentino y soy hincha de River plate como de cualquier equipo Israelí que juege la champions league. También opino sobre si Messi es mejor que Maradona.

Soy judío, sionista y argentino y  me enorgullece que haya médicos Argentinos en hospitales en  Israel salvando la vida de ciudadanos sirios.

Soy judío, sionista y argentino y me enorgullece ver parques en buenos aires regados con el riego por goteo inventado en Israel y me enorgullece poder guardar mis trabajos para la facultad en los pendrives que inventó un Israelí.

Soy judío, sionista y argentino y me junto con mis amigos de mi comunidad a comer asados. Con ellos también eduqué en mi comunidad judía los valores del Sionismo y la cultura  Argentina. Con ellos también me fui a la costa de Argentina para irme de campamento con más de 300 personas.

Soy judío, sionista y argentino y discuto con mis amigos de la facultad por los problemas sociales que hay en Argentina y por los problemas sociales que hay en Israel.

Soy judío, sionista y argentino y me escandalizo por la corrupción Argentina y por la corrupción que hay en Israel.

Soy judío, sionista y argentino y me duele la discriminación que hay en Israel hacia los Etíopes y acá en Argentina hacia las minorías étnicas.

Soy judío, sionista y argentino y también quiero que se solucione el conflicto palestino – Israelí y que hayan dos Estados.

Soy judío, sionista y argentino y no, no manejo ningún medio de comunicación, no le robo la plata a nadie, no soy sucio y no quiero conquistar ninguna Patagonia.

Soy judío, sionista y argentino y me alegro de querer y mucho a éstas dos  grandes naciones.

Soy judío, sionista y argentino y entiendo que el Estado de Israel comete errores como cualquier otro Estado, pero no por eso deja de ser un país común y corriente con la única diferencia de ser el único país Judío.

Quizá los fanáticos ideológicos no entiendan el orgullo que siento  por querer a estas naciones y poder también criticarlas. Quizá si repudiaran las cosas que  primero mencioné  pueda entender cuál es su reclamo hacia Israel y sus políticos. De no ser así lo único por lo que se mostraran es por su odio y anti semitismo sobre Israel más que por su “patriotismo”. A todos ellos mi mayor repudio. Por último decirles, lo que digo se mantiene siempre del mismo lado de la vereda. Ellos ¿podrán decir lo mismo?
“Todas las ideologías que justifican el asesinato, acaban convirtiendo el asesinato en Ideología”. Isaac Rabin, Premio nobel de la paz.

Share on Google Plus

1 comentarios:

  1. Ilan, tus palabras me emocionaron al borde de brotar lágrimas de mis ojos, cuanta adultez, cuanta sensatez y cuanta verdad en ellas. Si cada uno de los que odian sin pensar se detuviera a leerte, quiza podriamos recuperar la humanidad tan olvidada que tienen.

    ResponderEliminar