COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PLACA CONMEMORATIVA "STOLPERSTEIN" FUERA DE EUROPA

La Asociación Cultural Pestalozzi, la Embajada de Alemania en Buenos Aires y la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires invitan al acto de colocación de la primera placa conmemorativa “Stolperstein” fuera de Europa, frente a la entrada del Colegio Pestalozzi, así como a la inauguración de la muestra alusiva “Un Nombre. Un Destino. Una Persona.”

Para recordar y conmemorar el "lugar de llegada" de estos emigrados europeos de la Segunda Guerra Mundial, el lunes 30 de octubre a las 18.30 hs, se colocará la siguiente placa:


Participarán autoridades de la ciudad de Bs As, de la Embajada de Alemania, de las organizaciones vinculadas a la Asociación Cultural Pestalozzi (ACP) y de la Comunidad de Escuelas Argentino – Alemanas, miembros de la Comunidad de la ACP e instituciones vecinas, entre otras.

Para la colocación de este primer “Stolperstein” fuera de Europa y la inauguración de la muestra “Un nombre. Un destino. Una persona.”, asistirá en representación del artista Gunter Demnig, creador del proyecto,  la Sra. Anna Warda, colaboradora y miembro del directorio de su fundación “Stiftung – SPUREN – Gunter Demnig”.

Además, Warda brindará una conferencia, titulada “Stolpersteine” como monumento europeo, el día 1ro. de noviembre, a las 19.00 horas, en el Colegio Pestalozzi.

Hasta el presente se han instalado en Europa más de 61.000 “Stolpersteine“ y esta será la primera fuera de territorio europeo.

El Colegio Pestalozzi recibió, cobijó, cuidó y preparó a muchísima gente desplazada de sus países de origen.

Sus principios fundacionales, tan vigentes hoy como cuando fuera fundado en 1934, son:

·         Educación para la libertad con responsabilidad social

·         Encuentro de culturas

·         Respeto por la dignidad de todas las personas

·         No discriminación

·         Educación para la paz

Acerca de “Stolpersteine”

Así se denomina el proyecto del artista Gunter Demnig, desarrollado desde 1995. Se trata de pequeñas placas recordatorias a nivel del suelo, con el objetivo de que los transeúntes se detengan, se inclinen a modo de reverencia para leerlas y reflexionen. Este proyecto ha devenido hoy en el mayor memorial europeo descentralizado, en recordación de las víctimas del nacionalsocialismo, tanto perseguidos raciales por su condición de judíos, que fueron prisioneros de campos de concentración, deportados y asesinados en campos de exterminio, pero también sobrevivientes desplazados y emigrados, opositores políticos y religiosos así como homosexuales asesinados, víctimas de eutanasia, desertores, etnias gitanas y personas conducidas al suicidio.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario