El presidente de AMIA recibió la visita de Agnes Heller


La prestigiosa filósofa húngara Agnes Heller, una de las pensadoras más influyentes de la segunda mitad del siglo XX, fue recibida, ayer en AMIA por el presidente de la institución Agustín Zbar, con quien mantuvo un encuentro en el que reflexionaron sobre temas de educación, derechos humanos, antisemitismo y las marcas que los regímenes totalitarios dejan en la sociedad.

Nacida en 1929, sobreviviente del Holocasuto y del régimen comunista de su país, Heller llegó a Buenos Aires –invitada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero- para ofrecer tres conferencias magistrales sobre la relación entre el progreso y los derechos humanos, el antisemitismo, y sobre la teoría del pensador húngaro György Lukács, de quien la pensadora es considerada su mejor discípula.

Antes de brindar su conferencia sobre antisemitismo, Heller visitó la AMIA, “un lugar muy importante, un lugar que representa a la comunidad judía de la Argentina y donde han muerto muchas personas. Es muy importante para mí estar hoy aquí”, dijo al llegar. “Me siento especialmente solidaria con su gente y con la institución”, expresó después de recibir las palabras de bienvenida por parte de Agustín Zbar.

“Es un gran honor para AMIA poder recibir a una figura de la dimensión intelectual de Agnes Heller. Nos honró con su visita y con su lucidez, generosidad y claridad de pensamiento”, destacó el presidente de la institución.

Considerada la figura de mayor relieve dentro del grupo de pensadores conocidos como la Escuela de Budapest, por su trayectoria y sus aportes a la filosofía contemporánea, Heller recibirá este lunes el doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad de Tres de Febrero.

En el encuentro en AMIA, la filósofa y pensadora analizó –entre otros tópicos- temáticas relacionadas con el futuro de los judíos en Europa, el negacionismo del Holocausto, y las versiones extremas que presentan actualmente diferentes tipos de totalitarismo.

Antes de finalizar el encuentro, la pensadora se mostró interesada en conocer más acerca del estado de investigación del atentado terrorista que sufrió la AMIA, así como la responsabilidad de Irán en la ejecución del ataque, y los pormenores de la firma del Memorándum con ese país. También quiso interiorizarse acerca de la dinámica de la comunidad judía local, y las facetas de su vida religiosa, social, cultural y educativa.

Al retirarse del edificio Pasteur, Heller visitó la muestra "Trafic", que se exhibe en el Espacio de Arte AMIA, y que denuncia la impunidad aún vigente en la investigación por el atentado. También recorrió el el monumento emplazado en la plaza seca de la institución, obra del artista israelí Yaacov Agam en honor a quienes perdieron la vida en el ataque terrorista del 18 de julio de 1994.
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario