Grupos judíos: La salida de EEUU e Israel de la UNESCO es consecuencia del sesgo político


Los grupos judíos de EE.UU. han calificado las decisiones de los EE. UU. e Israel de retirarse de la UNESCO como la consecuencia inevitable de la parcialidad anti israelí intransigente en la organización global de la ONU para la ciencia, la cultura y la educación.
Estados Unidos anunció su decisión el jueves pasado, seguido horas después por la confirmación de Israel  que también se estaba retirando de la agencia. Ninguna de las decisiones tomará efecto hasta noviembre de 2018, y la recién elegida Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, ha dejado en claro que tratará de persuadir a ambos países de que permanezcan dentro de la agencia. “En este momento de crisis, creo que necesitamos más que nunca trabajar en la organización de la UNESCO, apoyar, fortalecer la organización y hacer cambios para no abandonarla”, dijo Azoulay el viernes, luego de su victoria electoral.
Los grupos judíos de Estados Unidos argumentaron el domingo que una inversión de las decisiones dependía de un cambio fundamental en la focalización de la UNESCO. “En los últimos años, a pesar de los mejores esfuerzos de la Directora General saliente, Irina Bokova, la UNESCO se ha desviado de su misión para preservar la historia y se ha permitido politizarse, demostrando un prejuicio continuo e inquietante contra Israel”, dijo Ronald S. Lauder  en un comunicado.
Lauder declaró: “Insto a la UNESCO a concentrarse en su mandato principal en lugar de abordar asuntos políticos que quedan fuera del alcance de la organización. Las decisiones que reescriben la historia y ponen en tela de juicio los lazos judíos profundamente arraigados con nuestros lugares sagrados en Jerusalén y otras partes no tienen cabida en la UNESCO, y esperamos que la organización lleve a cabo las reformas que tanto se necesitan “.
Tomando nota que Estados Unidos, bajo la administración anterior del presidente Barack Obama, sacó fondos de la UNESCO luego de su aceptación del “Estado de Palestina” como miembro de pleno derecho en 2011, junto con una serie de “decisiones disputadas que desafían los enlaces judíos con los lugares sagrados en Israel, incluso en Jerusalén, “Lauder instó a la agencia a volver a su misión básica.
“La UNESCO debería estar dirigida por profesionales, sin tener en cuenta consideraciones políticas”, dijo. “Debería centrarse en la educación, la cultura y el patrimonio, en lugar de proporcionar una plataforma para atacar repetidamente a Israel. Esto simplemente no es un lugar para la política “.
David Harris, director general del Comité Judío Estadounidense, advirtió que “la UNESCO sin Estados Unidos será una organización disminuida, y Estados Unidos fuera de la UNESCO corre el riesgo de reducir el papel global de nuestra nación”.
“Solo podemos esperar que los Estados miembros aborden las preocupaciones de los Estados Unidos con seriedad y rapidez”, comentó Harris. “Todos estaremos mejor con los EE. UU. Adentro, no afuera”.
Harris señaló que “una minoría de miembros de la UNESCO, encabezados por la Autoridad Palestina (PA) y los países árabes, desde hace mucho tiempo han buscado explotar este cuerpo para castigar a Israel”.
“Han politizado desvergonzadamente a la organización al negar flagrantemente y reiteradamente los milenios e indiscutibles vínculos entre el pueblo judío y los lugares más sagrados del judaísmo, incluida la Ciudad Vieja de Jerusalén, el Muro Occidental y Hebrón. Al hacerlo, también han desafiado la historia y las creencias cristianas. Y sus acciones, debemos recordar, también condujeron a una retirada anterior de los EE. UU. Durante la administración Reagan, que continuó durante casi dos décadas “, declaró el jefe del AJC.
“Es importante en la discusión actual distinguir entre un bloque determinado y problemático de los Estados miembros y la Directora General saliente, Irina Bokova, que ha tratado valientemente de mantener a la UNESCO lejos de una obsesión contra Israel, al tiempo que aborda apropiadamente el creciente antisemitismo, la educación sobre el Holocausto, prevención de genocidios y contra-radicalismo, pero, por desgracia, sus poderes en este sentido son limitados “, agregó Harris.
El sucesor de Bokova, la candidata francesa Audrey Azoulay, toma su nuevo puesto en el clímax de una amarga campaña electoral por las votaciones de los 58 miembros del Consejo Ejecutivo de la UNESCO. En la última ronda de votación del viernes, Azoulay se enfrentó a Hamad Bin Abdulaziz Al-Kawari, un ex ministro de cultura de Qatar con un largo historial de habilitación y promoción del antisemitismo. Azoulay ganó 30 votos, y los 28 restantes fueron para su oponente de Qatar.
El domingo, los funcionarios de Qatar expresaron su enojo por la victoria de Azoulay, y el editor de un destacado periódico de Qatar considera que la campaña de Al Kawari es un “éxito (que) refleja la buena reputación de Qatar”.
“Qatar merece ganar el puesto de Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)”, Khalid bin Mubarak Al Shafi, Editor en Jefe del diario The Peninsula, dijo en una charla en un show local en el emirato.
Al Shafi criticó duramente en Qatar a Egipto por apoyar a Francia. Egipto es parte de una coalición árabe que también incluye a Arabia Saudita y Bahréin que ha aislado a Qatar por su apoyo a los grupos terroristas islámicos y su alineación estratégica con Irán. “Es vergonzoso que un país árabe haga lo mismo mientras Qatar y Egipto son miembros de la Liga Árabe “, dijo Al Shafi.” La sede de la Liga Árabe debe ser movida de Egipto “, insistió.
El domingo, Shimon Samuels, director de asuntos internacionales del Centro Simon Wiesenthal, dijo a The Algemeiner que  la derrota de al-Kawari había evitado una “Qatarstrophe”. “Ahora no es un momento para que las democracias abandonen la UNESCO”, dijo Samuels. “Su partida dejará un vacío que será rápidamente reemplazado por los enemigos de la libertad”.

Fuente: Algeimer / Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario