Para comprender la situación en Medio Oriente


No cabe la menor duda que en los últimos años una de las zonas más calientes del mundo es el Medio Oriente: Guerras civiles, conflictos religiosos, revoluciones, y, lamentablemente, son muy pocos los que comprenden el origen y desarrollo de estos acontecimientos. Por ello trataré de explicarlo de una manera simple.

Medio Oriente se puede describir geográficamente como una región de colores amarillo y negro, pero no porque sea propiedad de Peñarol de Montevideo, sino porque en la superficie es un mar de arena y en el subsuelo es negro petróleo (aunque en algunas zonas también hay verde, tanto por los cultivos como por los petrodólares).

La mayor parte de la región está habitada por árabes o países de habla árabe, salvo 20.000 kilómetros cuadrados que están habitados por judíos que hablan hebreo.

La religión abrumadoramente mayoritaria es el Islam, aunque hay algunos grupos cristianos (lamentablemente algunos de ellos en peligro de desaparecer) y 7 millones de judíos en Israel.
Hasta ahí todo claro… Pero…

Como dije antes, la abrumadora mayoría de los habitantes de Medio Oriente son musulmanes, o sea que siguen la religión fundada por Mahoma y basada en el Corán. Hasta ahí todo es fácil… Mas no lo es.

Los musulmanes se dividen en chiitas (entre un 10 y un 20%) y sunitas (entre un 70 y un 90%). Son chiitas los iranies, la minoría gobernante en Siria, parte de los iraquíes y Hezbollah, en cuanto al resto, son sunitas. También hay kurdos y drusos. Unos y otros están enfrentados desde la muerte de Mahoma.

En los últimos tres años este conflicto se agravó.

Irán, de mayoría chiita, apoya a Hamas… un momento… Hamas es sunita.

Hamas tiene muy buenas relaciones con Hezbollah… ¡Pero si Hezbollah es chiita!

Los Hermanos Musulmanes fueron expulsados de Arabia Saudita y de los Emiratos… ¡Alto! ¡Stop! ¿No son sunitas tanto unos como otros?

Y ahora se agregó el Estado Islámico (sunita) o ISIS (Daesh en árabe), que son combatidos por los saudíes, por los kurdos, Turquía y los Emiratos (sunitas también), y en esto son apoyados por Irán (chiita).

A ver… comencemos de nuevo… Chiitas y sunitas están enfrentados desde hace siglos (hasta ahí vamos bien)… En estos momentos sunitas están luchando contra sunitas con el apoyo de chiitas y los kurdos luchan hombro con hombro con los chiitas y con los otros sunitas, incluida Turquia (con la que están en guerra desde los tiempos del Imperio Otomano).

A esto tenemos que agregar a los palestino, a los que todos los países islámicos llaman hermanos, pero constantemente repiten con ellos la historia de Caín y Abel (¿a que no adivinan quién es quién?)
Si me perdonan, voy a consultar con un viejo amigo, Abdul, musulmán él, que me va a poder explicar este entuerto… Un llamadito telefónico y vuelvo…

¡Listo!… Abdul ya me explico todo, simplificándolo como sólo un árabe puede hacerlo. Todo se reduce a una frase: ¡LA CULPA ES DE ISRAEL!

Por: Israel Winicki Fuente: Porisrael.org
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario