CON IRÁN A LA VUELTA DE LA ESQUINA, ISRAEL PREPARA TRANQUILAMENTE UN CAMBIO DE PODER AÉREO


Irán tiene grandes planes para crear un puesto militar en Siria, justo a las puertas de Israel. Desde allí, la República Islámica podría amenazar y atacar a Israel en el futuro. Israel está empleando actualmente dos herramientas para tratar de evitar que esto suceda: Diplomacia y disuasión. Diplomáticamente, Jerusalem se está dirigiendo a los poderes globales y a la comunidad internacional, informándoles de las consecuencias de las acciones de Irán, en un intento de crear presión sobre Teherán.

Para lograr la disuasión, Israel deja en claro a Irán y sus agentes que no tiene intención de permitirles continuar con sus planes. Pero, ¿qué puede hacer Israel si estos esfuerzos de prevención fracasan, como podría ocurrir? En tal escenario, Israel tendría que contar con apoyo en la acción militar. Parte de esa acción, a su vez, probablemente involucraría las nuevas capacidades de ataque aéreo de Israel. Estas capacidades recientemente desarrolladas bien podrían sobrepasar cualquier exposición de poder aéreo vista hasta ahora en la historia militar. Se basan en la capacidad de usar inteligencia precisa, combinarla con armamento guiado de precisión y destruir hasta varios miles de objetivos en cuestión de horas.

Esta es una herramienta que la Fuerza Aérea de Israel, junto con la Dirección de Inteligencia Militar de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), ha estado desarrollando tranquilamente en los últimos años. Es una capacidad de cambio de juego que aumenta significativamente la disuasión israelí contra sus enemigos. También aumenta las capacidades actuales de combate de guerra, en caso de ser llamadas. En las últimas semanas y meses, han aparecido indicios de que Irán está probando las aguas en Siria, viendo qué tan lejos puede llegar, y hasta dónde puede empujar las líneas rojas de Israel. Una fuente de inteligencia occidental compartió imágenes de satélite con la BBC en noviembre, de una nueva base iraní que se está construyendo al sur de Damasco. La instalación puede albergar a cientos de empleados y vehículos. Está apenas a 50 kilómetros de la frontera de Siria con Israel, y representa la punta del iceberg de los planes de Irán para Siria. Este mes, durante una visita a Londres, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo a la BBC en una entrevista que los iraníes “quieren llevar allí a su fuerza aérea, llevar divisiones chiítas e iraníes al borde de Israel. Quieren llevar submarinos. Así que no dejaremos que eso suceda, nos resistiremos”.

El locutor de noticias de Kan News en Israel también informó recientemente sobre los planes iraníes de establecer una división en Siria compuesta por 5.000 soldados, bases de la fuerza aérea con aviones de combate iraníes en ellas y bases navales iraníes en la costa siria. Irán ya ha desplegado en Siria miles de miembros de la milicia chiíta, reclutados de todo el Medio Oriente. Han sido armados y entrenados por el Cuerpo de la Guardia Republicana iraní y la Fuerza Quds de élite iraní en el extranjero. Los iraníes también dirigen unidades de milicia compuestas de reclutados sirios.

El Comandante de la Fuerza Quds, Qassem Solemani, fue fotografiado recientemente en el este de Siria con miembros de una de esas milicias, llamada Batallón al-Baqr. Los iraníes también ayudaron a construir otras fuerzas militares sirias, como el Batallón 313. Al mismo tiempo, Irán parece haber intensificado sus esfuerzos para crear fábricas de misiles en suelo sirio, que utiliza para armar a su principal representante chií, Hezbolá. Una de estas fábricas fue atacada por Israel el mes pasado. Mientras ISIS se derrumba, y el resto de los rebeldes sirios sunitas se enfrentan a la derrota en Siria, Irán, que dirige la guerra terrestre de Assad, podrá centrar su presencia en Siria contra Israel.

De hecho, Israel está preparado para enfrentar militarmente esta amenaza si es necesario. El desafío de inteligencia es importante, ya que muchos de los objetivos en cuestión no serían entidades militares iraníes claras, sino más bien proxies y milicias que intentan disfrazarse, o incrustados en el entorno local. Pero las capacidades de inteligencia de Israel deberán ser para el trabajo de detectarlos y controlarlos, y pasar los objetivos a la fuerza aérea. Hasta ahora, Israel ha utilizado sus capacidades de ataque de precisión para ubicar ataques en blancos que son parte del programa de armas Hezbolá – Irán. Pero estas mismas habilidades de ataque pueden activarse a gran escala. Este mismo poder aéreo podría ser dirigido también contra el régimen de Assad, que el eje iraní ha luchado durante años para rescatar y preservar.

En teoría, Israel podría informar a Irán que su atesorado régimen de Assad estaría en peligro si las líneas rojas de Israel se cruzan en Siria. De más está decir que cualquier escalada importante en Siria atraería a Hezbolá en el Líbano también, ya que estos dos frentes están interrelacionados. La frontera sirio-libanesa se ha convertido en una línea más imaginaria que un límite internacional real, ya que Hezbolá mueve armas y combatientes a través de ella de forma regular. Cualquier escalada en el frente sirio podría activar fácilmente el frente libanés. Lo que está en juego en Siria es muy alto, e Israel sigue comprometido con el objetivo de prevenir el conflicto en sus frentes septentrionales. Hasta ahora ha tenido éxito en este objetivo. Rusia hasta ahora pareció ayudar a contener a sus aliados radicales en Siria, aunque su papel en cualquier escalada sigue sin estar claro. Pero si Irán ignora todas las advertencias de Israel, el nuevo poder aéreo de Israel probablemente resulte decisivo.

Por YAAKOV LAPPIN. Es investigador asociado en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos y corresponsal de Jane’s Defense Weekly y Jewish News Service.

Fuente: i24 News– Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario