DIMITE EL PRIMER MINISTRO DEL LÍBANO POR INTROMISIÓN DE IRÁN Y HEZBOLÁ EN ASUNTOS DE LA NACIÓN


La estación de noticias saudita dice que hubo un intento de asesinar a Saad Hariri cuando viajaba a Beirut, capital del Líbano, a principios de esta semana; Hariri renunció diciendo que teme por su vida

Según los informes, un intento de asesinato contra el primer ministro libanés Saad Hariri fue frustrado días antes de anunciar su renuncia durante un viaje a Arabia Saudita el sábado, citando amenazas sobre su vida.

La trama fue reportada por la estación de noticias Al-Arabiya de Arabia Saudita, citando fuentes anónimas, y ocurrió “hace un par de días“. No dijo quién intentó matarlo.

El informe dio pocos detalles, excepto para citar a una fuente diciendo que “los planificadores del intento de asesinato de Hariri interrumpieron las torres de vigilancia (torre de control) cuando pasaba su convoy“. No estaba claro de inmediato a qué se referían.

El informe se produjo horas después de que Hariri anunciara que renunciaría en una acción sorpresiva que sumió al país en la incertidumbre en medio de intensas tensiones regionales.

En un discurso televisado desde Riad, Hariri dijo que temía por su vida: “Vivimos en un clima similar al ambiente que prevalecía antes del asesinato del mártir Rafik Hariri“, el padre de Saad, un ex primer ministro asesinado en 2005, supuestamente por Hezbolá. “He percibido lo que se trama de forma encubierta para atentar contra mi vida“, dijo.

Hariri lanzó una feroz diatriba contra Irán y Hezbolá por lo que dijo que era su intromisión en asuntos árabes y dijo que “las armas de Irán en la región serán cortadas“.

“El mal que propaga Irán en la región producirá el efecto contrario“, dijo Hariri, acusando a Teherán de propagar el caos, la lucha y la destrucción en toda la región.

“Irán tiene control sobre el destino de los países de la región … Hezbolá es el brazo de Irán no solo en Líbano, sino también en otros países árabes“, dijo.

“En los últimos años, Hezbolá ha utilizado el poder de sus armas para imponer un hecho consumado“, dijo, leyendo un discurso desde detrás de un escritorio.

El primer ministro libanés, Saad Hariri, pronuncia una conferencia de prensa junto con el presidente francés Emmanuel Macron (no en la foto) en el Palacio del Elíseo en París el 1 de septiembre de 2017. (AFP Photo / Ludovic Marin)
Hariri fue nombrado primer ministro a fines de 2016 y encabezó un gabinete de unidad nacional de 30 miembros que incluía al grupo terrorista chiita Hezbolá. El gobierno ha logrado proteger al país de los efectos de la guerra civil en la vecina Siria.

El país está dividido entre un campo leal a Arabia Saudita, encabezado por el musulmán suní Hariri, y un campo leal a Irán representado por Hezbolá. El presidente Michel Aoun, que fue elegido en octubre de 2016 después de más de dos años de vacío presidencial, es un aliado cercano de Hezbolá.

Su elección fue posible después de que Hariri lo endosara para presidente, basado en el entendimiento de que Aoun lo nombraría primer ministro.

En un comunicado, la oficina presidencial dijo que Aoun fue informado por Hariri en una llamada telefónica de su renuncia, agregando que el presidente ahora espera el regreso de Hariri al país para aclarar las circunstancias de su renuncia y proceder en consecuencia.

Hezbolá es un aliado vital del presidente sirio Bashar Assad en la guerra que el régimen sirio está librando contra el grupo Estado Islámico y los movimientos armados de oposición.

Goza de un amplio apoyo de Irán y es el único partido libanés que ha conservado sus armas después de la guerra civil de 1975-1990.

Desde entonces, su arsenal ha crecido exponencialmente y ahora supera al de las propias fuerzas armadas de la nación.

Se esperaba que la renuncia de Hariri el sábado aumentara las tensiones en el país y marcara el comienzo de una etapa de profunda incertidumbre e inestabilidad potencial. Se produce en medio de una fuerte escalada de la retórica saudí contra su archirrival regional Irán.

Varios miembros de Hezbolá están siendo juzgados in absentia por el asesinato por parte de un tribunal respaldado por la ONU en La Haya, Holanda. Hezbolá niega cualquier participación.

Hariri dijo que las políticas de Hezbolá han puesto al Líbano “en el ojo de la tormenta“. Sus ataques contra Hezbolá vienen después de las nuevas sanciones de Estados Unidos al grupo que muchos temen que impacte negativamente en la economía libanesa.

“En las últimas décadas, Hezbolá pudo imponer un status quo en el Líbano a través de sus armas dirigidas contra los pechos de sirios y libaneses“, dijo.

“Declaro mi renuncia al cargo de primer ministro del gobierno libanés, con la certeza de que la voluntad de los libaneses es fuerte“, dijo Hariri.

“Cuando asumí el cargo, les prometí que buscaría unir a los libaneses, terminar con la división política y establecer el principio de autosuficiencia, pero no he podido hacerlo. A pesar de mis esfuerzos, Irán sigue abusando del Líbano“, dijo.

A principios de esta semana, el ministro de Estado saudí para Asuntos del Golfo, Thamer al-Sabhan, criticó duramente a Hezbolá, pidiendo su “caída” y prometiendo “acontecimientos sorprendentes” en los próximos días durante una entrevista con la estación de televisión libanesa MTV.

Al-Sabhan se reunió con Hariri en Arabia Saudita cuando el ahora primer ministro dimitido estaba de visita a principios de esta semana.

Hariri regresó bruscamente al reino más tarde el viernes antes de su anuncio explosivo el sábado.

En tweets después de reunirse con Hariri, al-Sabhan lo describió como una “reunión larga y fructífera” que resultó en acuerdos sobre muchos asuntos que preocupan a los libaneses. “Lo que viene es mejor, si Dios quiere“, tuiteó al-Sabhan el martes. En una serie de tweets, al-Sabhan criticó al gobierno libanés por tolerar las críticas de Hezbolá al reino.

Previamente dijo que quienes cooperan con Hezbolá deben ser “castigados“.

Fuente: The Times of Israel – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario