¿HA BAJADO LA TENSIÓN DEL CONFLICTO ÁRABE ISRAELÍ?



Para quienes siguen el conflicto árabe israelí desde el exterior, seguramente la significativa disminución en el número de víctimas desde el comienzo de la segunda intifada, podría ser un indicador de que las relaciones entre árabes e israelíes podrían estar mejorando, pero un análisis más profundo nos demuestra que en cuanto a intenciones al menos, nada ha cambiado.
¿Por qué han disminuido las víctimas israelíes entonces? Principalmente por dos razones:
a) Cerca de seguridad en Judea y Samaria
Lo que muchos llaman "muro", es en realidad una valla en un 97% hecha de alambre y sensores, y un 3% constituido por muros de cemento de 5 metros de altura, ubicados en los lugares urbanos árabes. La ilustración demuestra a quien quiera verlo (aún hay los que se niegan a hacerlo), que el que hoy no sigamos lamentando noticias de buses explotados con cadáveres de mujeres y niños israelíes, no se debe a un cambio de política de buena voluntad de parte de los árabes, sino que sólo que la cerca no les ha permitido continuar los ataques.
b) Sistema antimisiles "Cúpula de hierro"
Antes de que existiera, Hezbollah, en Líbano, lanzó 4.200 cohetes contra Israel, matando a 53 israelíes. En 2012, cuando Cúpula de Hierro se desplegó, inicialmente con cinco baterías de misiles interceptores, Hamas lanzó 1.600 cohetes contra Israel; causaron cinco muertes. En 2014, Hamas lanzó 4.479 cohetes contra Israel, que estaba protegido por nueve baterías Cúpula de Hierro. Los cohetes causaron dos muertes – en un área abierta que no estaba protegida por Cúpula de Hierro.
En el gráfico podemos ver la cantidad y evolución de los proyectiles lanzados desde Gaza sobre las ciudades israelíes. Vemos entonces, que la disminución de víctimas israelíes no se debe a una acción menos hostil de parte de los árabes, sino al simple hecho de que el escudo antimisiles lo impide.
Hay quienes tratan de mostrar a Israel como el agresor diciendo con un cinismo increíble, que las escasas muertes por el lado israelí se debe a que los proyectiles lanzados por Hamás son prácticamente pirotécnica casera incapaz de matar a nadie. "Los cohetes de juguete" que nos lanza Hamás, les recordamos que son:
-M 302 con una ojiva explosiva de 144 kilos y alcance de 160 kilómetros;
-M 75 con ojiva explosiva de 60 kilos y alcance de 75 kilómetros, y
-Grad con ojiva explosiva de 45 kilos y alcance de 48 kilómetros.
Incapaces de hacerlo por medios convencionales, los árabes en Israel han lanzado otra intifada usando cuchillos, o sus vehículos para asesinar judíos. También lo hacen incendiando bosques que terminan por hacer presa de las llamas barrios judíos, como ocurrió hace un año, con un saldo en 5 días de incendios, de 180 personas afectadas, mas de 560 viviendas quemadas y 30 detenidos.
¿Cómo llegamos a esto?
Para poder entender la sociedad israelí, debemos comprender que la mayoría de los fundadores del moderno estado de Israel, eran judíos principalmente laicos que debieron pactar con los judíos ortodoxos que habitan Israel. Lo que en un principio se ganó, al no respetar los árabes la resolución de la ONU, a fuego de cañones, a un costo altísimo de vidas, y se mantuvo con un arma en una mano y un arado en la otra, derivó en la posibilidad dada la experiencia egipcia de firmar la paz a cambio de la devolución del Sinaí, en que se podía negociar con los árabes condicionando la paz a la entrega de territorios. Esta falacia se mantuvo en la mente de muchos israelíes, de que un estado árabe, dirigido por la OLP ahora llamada ''Autoridad Palestina'', podría terminar con el conflicto. Basta ver sus textos de estudio, escuchar su radio o ver su televisión para constatar que ese estado palestino basado en entregar Judea y Samaria además de Gaza, para obtener la paz sólo está en la mente de algunos optimistas. Las intifadas y el comprender que el conflicto no era por territorios, sino religioso desde un inicio, han despertado poco a poco la consciencia del público israelí, de que el conflicto no terminará hasta que ellos consigan su objetivo, expulsar a todo judío de la totalidad de Israel.
Sería injusto de mi parte, no reconocer que muchos árabes israelíes, son fieles a Israel, sirviendo en la policía o en el propio ejército, o como médicos por ejemplo salvando vidas judías. O que en Judea y Samaría la gran mayoría sólo tiene la opción de votar por la OLP disfrazada de Al Fatah (Abu Mazen) o los fanáticos religiosos de Hamás y similares, cuando sueñan con una vida pacífica y próspera, como los árabes israelíes. Sus cementerios están llenos de héroes que quisieron oponerse públicamente a ambas alternativas de gobierno.
Lo que debemos tener claro es que, el mundo por lo menos en el corto plazo, no va a cambiar su percepción de nosotros, que debemos dejar de pedir perdón por ser judíos viviendo en nuestra tierra, que sin caer en la soberbia o el revanchismo debemos sentirnos orgullosos de lo que somos, que debemos seguir fieles a los principios morales y éticos que nos caracterizan como sociedad, y que debemos seguir en la trinchera, para seguir ganándonos el privilegio de ser judíos viviendo libres en nuestra tierra.

Por Iosef Neira
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario