La nueva tecnología que condujo al estallido del túnel


Con miles de millones de shekalim invertidos e innumerables medidas contra los túneles del terror probados, un simple sistema de sensor inteligente hecho por Israel demuestra ser la solución más efectiva a la amenaza; a pesar de los avances tecnológicos, los oficiales de las FDI son conscientes de la importancia de entrenar al soldado de infantería para improvisar.

Después de más de una década de intentos de encontrar formas innovadoras de neutralizar la amenaza de los túneles terroristas excavados por Hamas y otros grupos desde Gaza al territorio israelí, después de una serie de experimentos clandestinos, todo a costa de miles de millones de shekalim, Israel finalmente encontró una solución que permitirá a sus residentes del sur dormir mejor por la noche.

El túnel excavado por la Jihad Islámica Palestina (PIJ) que el lunes fue explotado por las FDI no tenía salida en Israel, a pesar que atravesaba la frontera en su territorio.

Con solo un kilómetro de excavación, los militantes se infiltraron decenas de metros en territorio israelí cerca de la frontera en los últimos meses, con la esperanza que no fueran detectados.

Trabajadores de túneles palestinos que usan martillos neumáticos gigantes, masas de cemento y docenas de camiones operaban cerca de la valla fronteriza con Gaza, próxima a la ciudad de Khan Yunis, en el sur de Gaza, donde el proyecto de obstáculos de Gaza aún no se ha alcanzado, como parte del túnel subterráneo inteligente la barrera se ha construido principalmente en las zonas más amenazadas en el norte de la Franja de Gaza.

Las fuerzas de ingeniería de la FDI trabajaban de vez en cuando en línea directa con los excavadores de túneles que fueron muertos el lunes, pero a pequeña escala y con una frecuencia mucho menor y un alcance menor que ellos. Es dudoso que esos terroristas que estaban cavando pudieran haber sabido su destino.

La FDI instaló nueva tecnología en la frontera con Gaza, que recientemente alertó a las fuerzas del sector que se está excavando un túnel bajo tierra, cruzando la frontera hacia Israel.

La tecnología, que fue desarrollada por una compañía israelí y es similar a la utilizada para el obstáculo subterráneo anti-túnel antes mencionado, se basa en sensores extremadamente sensibles, pero aún logra superar uno de los principales puntos débiles de sus predecesores: la fiabilidad de los datos interpretados desde sus detectores.

Dado que la zona fronteriza está llena de vehículos pesados ​​que se desplazan diariamente, desde vehículos blindados y tanques de las FDI hasta tractores agrícolas de agricultores, las señales sospechosas fueron recogidas a lo largo de los años por los sensores desplegados en la zona, pero finalmente resultaron ser falsas, causado por el movimiento de vehículos en el suelo.

Esto a menudo ha llevado a las fuerzas de seguridad a buscar túneles en vano. Esta vez, parece que el nuevo sistema ha demostrado ser efectivo.

Junto con la nueva tecnología, la FDI ha estado trabajando en el nuevo obstáculo subterráneo, que cuesta 4.000 millones de NIS, y hace casi todo el trabajo para neutralizar los túneles.

En primer lugar, bloquea físicamente los túneles utilizando una gruesa pared de concreto que penetra profundamente debajo de la tierra mientras identifica con detectores sensibles cuándo se están excavando. Después de identificar los puntos débiles y las cavidades de los túneles, destruye automáticamente el túnel enemigo bombeándolo con cemento líquido.

El sistema también es capaz de superar otro problema que generó preocupación en la FDI: Hamas excavando más bajo que la pared misma.

Se espera que el muro esté completo dentro de los próximos dos años. Mientras tanto, la FDI continuará ubicando los túneles y destruyéndolos empleando el mismo método que el lunes. Sin embargo, los funcionarios son más que conscientes del hecho que incluso cuando el muro se declare operativo, no podrá aliviar por completo la presión sobre el ejército. Nunca podrá actuar como un sustituto completo del soldado y la inteligencia humana. Como cualquier obstáculo, tendrá sus puntos débiles que lo harán superable.

El campo en el que se llevan a cabo experimentos en todo el país continúa utilizándose constantemente mientras soldados e innovadores trabajan para encontrar soluciones creativas en su intento de perfeccionar la defensa del país contra los túneles del terror.

A pesar de los avances tecnológicos, la gran mayoría de los túneles que llevaron a la muerte de los soldados y al secuestro de Oron Shaul y Hadar Goldin se encontraban dentro de la propia Gaza.

Por lo tanto, los soldados de las FDI todavía están entrenando por la gran posibilidad que tendrán que lidiar con túneles sin advertencias previas.

“No hay ningún soldado que no aprenda sobre los túneles en el entrenamiento, pero el mayor y más importante desafío es ante todo identificar la apertura de los túneles”, dijo un comandante del batallón en una entrevista con Ynet.

“Con ese fin, entrenamos a nuestras fuerzas para comprender que no necesariamente puede haber una advertencia de inteligencia sobre los túneles.

Fuente: Yediot Hajaronot / Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5036556,00.html
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario