JERUSALEM; HORAS DECISIVAS

Por Ilan Buzni
22, 50, 70, 100, 2017. 22 son los años que pasaron desde que el congreso de los Estados Unidos adhirió a la idea de trasladar la embajada de dicho país a Jerusalem poniendo como fecha límite el 31 de Mayo de 1999. 50 son los años que pasaron de la reunificación de Jerusalem. 70 son los años de la aprobación del plan de  partición de Palestina . 100 son los años que pasaron de la declaración Balfour, donde se reconoció el derecho al pueblo Judío de establecer su hogar nacional en la zona de Palestina. ¿Por qué 2017? Sin lugar a dudas estamos en vísperas de lo que podría ser un acontecimiento excepcional e intrigante que podría cambiar la actualidad de Israel y medio Oriente.
Son muchos  los rumores de  que el próximo miércoles 6 de diciembre o Lunes 11 del corriente mes, Donald Trump en persona podría dar la orden de mudar la embajada de los Estados Unidos a Jerusalem, reconociendo como tal la capital de Israel.
En días donde se vive un convulsionado medio oriente tras el atentado de Isis en Egipto con más de 320 muertos y centenares de heridos, sumando la unidad del gobierno de Hamas y la OLP (actualmente separados en  Cisjordania y la Franja de Gaza), más el recrudecimiento de la guerra en Yemen y la destrucción por parte de Israel de bases militares Iraníes en Siria son situaciones por demás inquietantes para un Oriente Medio que vive rodeado de tensiones.
La decisión de la administración Trump pondría en jaque al gobierno de Mahmud  Abbas, quien cada vez cuenta con menos apoyo de las naciones árabes y ve su relación con los Estados Unidos en uno de sus peores momentos al punto de quebrar sus relaciones diplomáticas.
La pregunta que a todos nos surge es: ¿Ésta decisión del gobierno de Estados Unidos nos acerca a la paz o nos aleja aun más de la misma? Mientras que algunos ven este acto como una provocación y un llamado a reavivar el conflicto, otros  piensan que ésta es una herramienta de presión por parte del gobierno de Trump para sentar a negociar a ambos bandos y empezar a buscar una solución al conflicto.
Sin lugar a dudas el anuncio de Trump cumpliría el sueño de muchos que pelearon para reconocer a Jerusalem como la capital del Estado de Israel, pero la realidad marca que más que acercar el camino de la paz, ésta decisión aleja a las partes. Hamas hace tiempo ya, viene insinuando que de cumplirse dicho acto habrá nuevamente una revuelta en contra de Israel y habrá que ver qué sucederá con Hezbollah en el Líbano, Al Fatah en Cisjordania y desde ya con el muy debilitado Estado Islámico en Siria. Un detalle a tener en cuenta será ver qué pasa con las naciones árabes aliadas a Estados Unidos como lo son la de Egipto y Arabia Saudita ¿apoyaran o no ésta decisión? Será cuestión de tiempo ver qué pasará con este sueño, que más que una fantasía parece cumplirse de a poco en una realidad.
2017 podría ser un año aun más histórico para Israel, quedando marcado por el traslado de la embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalem y reconociendo como capital del Estado Judío  a dicha ciudad. ¿Será el 2017 el año de inicio de un nuevo proceso de paz?


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario